QUIÉN HACE SERVICIO CHINGÓN

RO VAZQUEZ LANDETA

Estudié Relaciones Públicas pero mi corazón está en el diseño de customer experiences…

Tengo experiencia en la industria restaurantera, banquetera, publicidad, marketing digital, turismo y sustentabilidad. En cada una de estas industrias he aprendido todo lo que me ayudó a crear un servicio chingón que hoy uso para mi empresa Eat Like a Local. Desde su implementación crecimos un 300%, estamos en el New York Times, Forbes y otros medios importantes y nuestros clientes son clientes felices.

EL SISTEMA

¿Cómo sé que quieren los clientes? ¡Fácil! me dedico a ser cliente de tiempo completo. Invierto muchísimo dinero y tiempo en experiencias, productos y servicios, tomo notas, hablo con los líderes de las diferentes industrias pero también con sus clientes y empleados para entender cómo mejorar mi servicio, después aplico mis teorías en mi propia empresa.

Usando mi experiencia como clienta en más de 24 países y 70 ciudades aprendí prácticas de servicio a cliente que aún no vemos en México y las mezclé con todo lo que he aprendido operando una empresa turística y siendo clienta en México, uno de los países con peor servicio al cliente. Con esto desarrollé un sistema intuitivo y fácil de aplicar que te ayudará a darle a tus clientes un Servicio Chingón.

NO TE VOY A VENDER ALGO QUE NO SIRVE

Soy empresaria como tú y odio que me vendan pendejadas que suenan bonitas sólo para sacarme dinero. No me inventé una teoría de la nada, ni soy una falsa profeta que vende humo sin jamás haberlo puesto en práctica. Todo lo que te voy a enseñar ya lo apliqué, vi que funciona y todos los días sigo aprendiendo.

Entiendo la importancia de tener clientes felices y cómo su felicidad se refleja en mis ventas, mi negocio funciona 90% por recomendación de boca en boca, si mi servicio no es excelente dejo de vender.

Mis inversión en publicidad es mínima porque invertí mucho en mi servicio al cliente. Involucrando a todo mi personal en el proceso y creando una cultura en donde el cliente no siempre tiene la razón. Pero siempre, siempre, siempre es el más importante. Y eso es lo que voy a enseñarte.

+1